Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Miér Jul 19, 2017 1:41 am.
Últimos temas
» ¿Quién rolea?
Lun Jul 07, 2014 3:25 am por Autumn Ramsey

» Looking for a miracle {0/2}
Sáb Jul 05, 2014 5:32 am por Danielle H. Castrage

» Dreaming about you (cuatro.muchos)
Jue Jul 03, 2014 2:30 pm por Danielle H. Castrage

» You need a compas, dear [cero.dos]
Miér Jul 02, 2014 2:43 pm por Vittoria A. Carduccio

» Blow you're dreams away with me ► cero.uno
Mar Jul 01, 2014 11:46 pm por Elizabeth P. Griffith

» #] Tablón de anuncios
Mar Jul 01, 2014 1:11 am por Administración

» Sistema de Puntos
Lun Jun 30, 2014 11:21 pm por Administración

» Everytime she closed her eyes ✘ 0.1
Dom Jun 01, 2014 4:36 pm por August P. Carson

» ¡Fiesta de disfraces!
Lun Mayo 19, 2014 10:24 pm por Justin A. Blake




DUKE DI STEFANO

MPPERFIL
Admin Gral.



LORRAINE DEVERAUX

MPPERFIL
Diseño css y html



GABRIELA LONGFELLOW

MPPERFIL
Admin Gral.



JHEVÓN FITZGERALD

MPPERFIL
Admin Gral.



OWEN D. LALBAY

MPPERFIL
Admin Gral.



ARIANNE BETTENCOURT

 MPPERFIL
Admin Gral.

Amélie L. Dorrit - ID -

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Amélie L. Dorrit - ID -

Mensaje por Invitado el Dom Jul 21, 2013 11:17 pm

19

Francesa

07/03/1994

Heterosexual

Foc Noapte Lis

Anais Pouliot
Amélie Laurie Dorrit


Descripción Psicológica

Dans la mer deux cent miles garcons avans la nuit
Amélie es de esas personas a las que la palabra «bipolar» le queda corta. Es de esas personas que aún conscientes de que lo que hacen pueden dañarlas, lo hacen. Si algo está equivocado, así sepan que es solo un vagón sin frenos, no tienen miedo de llevarlo hasta el final a pesar de sí mismas. Algo así como una especie de idiota artificial. Es casi una manía dejar que todo mundo crea que es la persona más distraída que pueda existir, le gusta pensar que de ese modo al menos puede ver quiénes son realmente lo que proyectan. Aparenta no notar lo que está siempre en sus narices, ya sea en cuestión de sentimientos o de acciones, prefiere dar a entender que nada le importa realmente. Y sus estado de ánimo, son como encender y apagar la luz. A su modo, mimetiza el mundo, consciente de su realidad, en uno en el que le gustaría vivir. Y para ella, ese modo de lidiar con ese mundo «ideal» es la estupidez. Sin embargo, cuando tiene sus arranques introspectivos, a los que ella llama canal autocrítica, el estado que proyecta se ve opacado por su verdadero carácter saliendo a la luz. Una es la chica alegre, a la que poco o nada le importa lo que salga de su boca, la que no tiene el más mínimo cuidado por nada y que aún a 3 centímetros de distancia. Y la otra es una persona lo bastante sensible y astuta como para crear a la primera. Todo se reduce a una muralla en la que incluso ella tiende a perderse. No obstante, cuando se rompe, se rompe. Y eso no hay quien lo remedie. Su arte es el de construir fantasías que ella es capaz de creerse, o intentar convencerse de ello. Leal, perspicaz, disfuncional para el mundo en el que habita y muy funcional para cosas triviales.

Because you said, we’ll make it trhough
Tanto para la amistad como enemistad, ella es la cara de una misma moneda. Es una persona completamente increyente. No considera que tal cosa exista realmente, es pues, lo que busca proyectar y no lo que es. Con el arte de agradar con que creció, conoce perfectamente qué decir, que no decir así como cuando simplemente dejarlo ser. No le ha agradado nunca mostrarse a sí misma, sabe que sí guarda ciertas semejanzas con lo que proyecta, pero a diferencia de lo que proyecta, cuando es ella misma simplemente no puede mantener el control. Es, como quien dice, un mar de emociones. Por tanto, alguien que atraviese toda la gruesa muralla en la que ella misma tiende a perderse, es difícil. En lugar de ello pasa como la persona que tiende a apoyar a medio mundo, siempre tener algo que decirles y sacarles una sonrisa, por estúpido que suene. Cree que es la salida más rápida a una relación directa. En el lado de los enemigos, no cree en ellos. Odiar para ella es darle más importancia de la debida, y por tanto, solo prefiere pasar de largo. Solo expresa algo cuando realmente logran molestarla, de no ser así, simplemente hace como que nunca sucedió.

Between the raindrops with you.
Si algo tiene claro, es que si se enamora, se jode. Sabe que su carácter no le permite estar con alguien sin que ello resulte mal para ella. Se considera una persona para la que ello no está hecho, y sí, considera que el amor existe. Pero que este solo está hecho para aquellos que no son capaces de sentir lo suficientemente profundo. Cree que ello es parte de una mezcla de estupidez nata y falta de sentimentalismo consciente. Prefiere siempre dar un paso al costado cuando nota que sus sentimientos están interfiriendo. Como quien dice, «abandona el juego antes de que comience». Sabe que si se enamora probablemente sería una persona completamente dependiente, celosa y su orgullo terminaría por los subsuelos. No se lo permitiría nunca.

Antecedentes Historicos

La segunda hija de Louis Dorrit, y primera de Anna Dorrit, nació el 7 de marzo de 1994. Siempre fue una persona consentida y mimada, ello, claro está, por sus abuelos paternos y sus padres cuando estos estaban alrededor. Nunca realmente hubo tiempo que estos pudieran dedicarle así que básicamente su concepto de familia se reducía a sus abuelos y su hermano mayor, Frederick. Sin embargo, como todo lo bueno, tiene que terminar. Y ello ocurrió cuando en la temporada de iniciar el bachillerato, la enviaron de estudiar en cada a una digna academia para señoritas la cual no le permitía conocer la luz del día más que en los fines de semana. Claro que ello era e teoría, en la práctica, fue prácticamente la etapa en la que todo se reducía a saltarse las clases e ir a la ciudad con un par de sus amigas y con un grupo de chicos de otro colegio. Uno de ellos fue su primer amor.  Y sí, se enamoró, y quien se enamora, pierde. El chico era un mar de desastres, tenía problemas por todo y con todos. Era predecible que después de unos años decidiera dejar la secundaria y mezclarse con las pandillas. Se volvió un adicto a la hierba y hacía todo por conseguirla, eso incluía olvidarse de todas las personas a su alrededor. Era un chico con sus propios conflictos que si bien también sentía algo por Amélie, sus problemas lo superaban. Y por ende, cuando estaban por finalizar sus primeros 3 meses, este falleció de una bala perdida por estar en el lugar y momento equivocados. Ese fue el primer golpe, a los catorce años. Desde entonces Amélie juró no volver a sentir. Y si bien ello no se llevó a la práctica inmediatamente, s e reforzó cuando meses después, sus abuelos fallecieron. Finalmente estaban las constantes discusiones en casa, dónde, el problema era para variar algo que ocurrió antes del nacimiento de Amélie: Frederick no era hijo de su madre.
Es así que Amélie poco a poco empezó a cerrarse con la mayoría, dejando de frecuentar a sus usuales amigos tan seguido como siempre, dejando de acercarse a los que creía eran auténticos por aquellos que sabía nunca calarían en ella. Simplemente se cansó de querer ser la persona diferente en su familia. Porque sí,  en sus inicios ella creía en eso de ser uno mismo e intentar cambiar las cosas. Detestaba el «negocio familiar» y no veía la hora de acabar con él. Pero con el pasar de los años supo que ello era un eufemismo, uno contra el mundo nunca hace nada. Prefirió convertirse en su propio modelo a seguir, que si bien era algo en la superficie, ello no lo era en el fondo. Es así que cuando terminaba el bachillerato, decidió optar por estudiar Teatro e interpretación, a modo de chiste privado y porque no había nada más que le llamase la atención. Es así que perteneciente a su familia tal cual es, ingresó a Ayreeskas University a seguir como cualquier Dorrit de su familia.

Familia Directa


LOUIS DORRIT || PADRE || EMPRESARIO TEXTIL || 56 AÑOS || Es una persona completamente cariñosa con ella, que si biene s estricto, lo es a su manera. No puede decirle que no, nunca ha podido. Lo considera como su padre, sin importar lo que este haga.
ANNA DORRIT || MADRE || EMBAJADORA DE RUSIA EN FRANCIA || 49 años|| Es una mujer con el carácter más estricto que se pueda conocer, y sin embargo, todo un amor cuando se lo propone. La considera una exagerada pero la quiere. Lo único que le molesta de ella es su aferro hacia el pasado.
FREDERICK DORRIT || MEDIO-HERMANO || SUB-LÍDER || 22 || Es la persona en la que más confía, dentro de lo que cabe. Lo considera una persona un tanto complicada si de música se habla. Sin embargo, lo respeta tal cual.

Otros Datos


GUSTOS:
El color azul
La flor de Lotto
Lluvia
Nieve
Rock indie
Albionini
Piazolla
Dessin
Los idiomas
Literatura
Historia
Antropología
Investigación Humanística

DISGUSTOS:
Las órdenes
Las personas fresas
El síndrome de estocolmo ad hoc

MANÍAS:
Jugar con su cabello
Tronarse los dedos
Sonreír cuando está nerviosa

FOBIAS:
Ninguna

EXTRAS:
Es bastante tímida al inicio, aunque la mayoría lo confundo con ego.
Le gusta fumar bajo la excusa de que hace frío.
Odia el color rosa, le trae malos recuerdos.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.